jueves, 13 de diciembre de 2012

FUENTES DE LIPIDOS


 (continuación)

Los lípidos son sumamente importantes dentro de la alimentación diaria. Para que estos sean aliados de nuestra salud, es necesario conocer que tipo de lípidos se encuentran en los alimentos y cuáles son las fuentes que los contienen.
Los lípidos son nutrientes indispensables para mantener sano el organismo. Por ello es necesario que estén presentes en la alimentación diaria.

La dieta normal debe mantener una proporcionalidad de nutrientes (hidratos de carbono, proteínas y grasas). Como todos los nutrientes, los lípidos deben ser consumidos en una forma controlada y sobre todo es necesario realizar una selección de alimentos, que aporten lípidos que ayuden al organismo a mantenerse sano.

El exceso de lípidos, ya sean colesterol otriglicéridos en sangre puede ocasionar diferentes complicaciones cardiovasculares, que si no son tratadas a tiempo pueden ocasionar la muerte.

Es necesario aclarar que el consumo adecuado de lípidos es imprescindible para que el organismo funcione correctamente. Existen diferentes tipos de lípidos y de acuerdo a su clasificación serán diferentes los alimentos fuentes que los contengan.

Fuentes de lípidos de origen animal: colesterol, triglicéridos, grasas saturadas y trans
Carnes rojas, blancas, fiambres o embutidos, hígado, riñón, pescado de río, leche, mantequilla, quesos, huevo, grasa de animal, salsas elaboradas como mayonesa, salsa blanca, snacks, etc.



Fuente de lípidos de origen vegetal: ácidos grasos insaturados, como por ejemplo ácido omega 3, omega 6 y omega 9, entre otros.
Pescado de mar, legumbres, cereales integrales, aceites derivados de semillas: oliva, girasol, uva, maíz, margarinas no hidrogenadas, etc.

Lo importante a tener en cuenta es que los alimentos ricos en lípidos saturados consumidos en exceso pueden aumentar la concentración de colesterol malo o LDL y triglicéridos en sangre. Es por ello que deben ser consumidos con moderación.

En cuanto a los ácidos grasos de origen vegetal, deben ser consumidos en mayor porcentaje para aumentar el colesterol bueno o HDL y así evitar la acumulación de grasas en las paredes arteriales y por ende evitar problemas cardiovasculares.

No hay comentarios:

Publicar un comentario